Helado, ese delicioso gustillo que nadie se niega a probar sin importar el clima o la hora del día; algunos lo comen cuando están tristes, otros más bien para celebrar algo especial, otros tantos solo por gusto y hay quienes lo devoran hasta como sustituto de alguna comida del día. Es ahí, en la pasión que todos le tenemos a los helados, donde una mujer con una idea encontró la luz para llevar a cabo un viaje que hoy la tiene metida en el mercado de las paletas con una marca conocida y la preferida de muchos, les hablamos de Susana Quintero y esta es la historia de cómo gestó, crió y hoy ve volar, su idea de emprendedurismo: Yolobon.

 

En una tarde soleada de esas clásicas de enero, justo el día estaba perfecto para devorarse una paleta de coco orgánico para amenizar la tarde y por eso nuestro encuentro con la Licenciada en Comunicación Social, Susana Quintero nos quedó como anillo al dedo, pues venía acompañada de un par de cajas de sus deliciosos helados.
Aún en medio de nuestra primer paleta (porque sí, nos comimos varias) soltamos nuestra primer pregunta.

IMG_4584.jpg

¿Nos podrías contar un poco de cómo nació Yolobon? ¿Cuál es su historia?
Queríamos desarrollar un producto natural e innovador hecho con materia prima local. En esa búsqueda e investigación descubrimos que siendo Costa Rica un gran productor y consumidor de frutas, no existían en los supermercados helados naturales hechos con fruta fresca. Teníamos la idea pero necesitábamos validarla, por ello comenzamos vendiendo los helados en ferias del agricultor a inicios de 2015.
En febrero de 2016 ya estábamos vendiendo los helados en las tiendas Proxi Mart y en abril comenzamos a venderlos en Auto Mercado.


Segunda paleta que abrimos, segunda interrogante para nuestra invitada.


¿Cuál ha sido la participación de Zukra en tus productos? ¿Porqué elegiste esta marca?
Siempre hemos tenido la intención de certificar nuestros productos como orgánicos. Es un camino largo por recorrer, pero desde el día 1, elegimos endulzar nuestros helados con azúcar orgánico Zukra, que por dicha nos ofrecía el mercado local.

Tratamos de sacarle un poquito de información clasificada a Susana con esta.
¿Hay alguna sorpresa que nos tenga preparada Yolobon para este 2019? 

Tenemos muchas ideas que esperamos desarrollar este año, pero seguirá siendo un secreto hasta que las hagamos realidad.
(Lo siento, no logramos sacarle nada)

 
IMG_4602.png
 

A casi una pregunta por helado, seguimos conversando con ella.

¿Hay una clave o fórmula para el éxito?
No creo que haya una clave, pero sí varios ingredientes: pasión, trabajo duro, enfoque, innovación, escuchar a los consumidores, trabajar en equipo, estar abierto a recibir críticas…

¿Qué consejo podés darle a todas esas personas que tienen una idea o las ganas de hacer algo, pero el miedo no los deja emprender? 
Que estén totalmente convencidos y motivados por su idea, tienen que sentir pasión. En el camino de emprender hay muchos momentos duros, que nos pueden hacer dudar de lo que estamos haciendo; si existe una pizca de duda, nos podemos quebrantar fácilmente y dejarlo todo y no solo las situaciones nos pueden hacer dudar, también habrá personas que intentarán hacerlo.

Ya leyeron, podríamos decir que el secreto está en no dejarse vencer por nada ni por nadie e ir de frente por eso que nos motiva.

Para terminar con nuestras paletas, nos tocó una de fresa orgánica que inspiró nuestra última pregunta para Susana.

¿Cómo le cambia el sabor al mundo Yolobon?
Brindando momentos de felicidad y bienestar a través de productos naturales y deliciosos.

No hay nada más reconfortante que ver tu idea despegar y hacer feliz a otros como lo ha logrado Susana con Yolobon.
Por eso tenemos una última pregunta pero para vos…
¿¡Qué esperás para poner a trabajar la tuya!?

No olvidés seguirnos en nuestras redes sociales para conocer más historias.