Todos queremos convertir diferentes recetas en nuestras y que nuestros amigos digan: ¡qué rico te quedó!, conquistar a esa persona especial con deliciosos sabores y hasta hacer que nuestros clientes nos recuerden siempre. Pero, con pequeños trucos te ayudaremos a convertir una receta en una serie de pasos aún más sencillos de ejecutar.

shutterstock_374802106.jpg

Intentás hacer una receta o un platillo que te gusta pero te queda grasoso ¡no es tu culpa! Sabemos que la apariencia tiene que ser apetitosa y necesitás remover el exceso de aceite. Solo tenés que envolver el hielo en toallas de cocina, pasarlos por la superficie del platillo y decirle adiós al excedente. ¡Este truco parece magia! Te resultará excelente en cualquier ocasión para hacer que tus platillos vuelvan a lucir mejor.

shutterstock_647955253.jpg

Ahora imaginate que vas a envolver la repostería en plástico de cocina, ya suena a que está a punto de suceder algo complicado, pero ¿estás listo para convertirte en un chef de clase mundial? Hacé que tu próximo paso sea guardarlo en la refrigeradora. El plástico frío será tu mejor aliado en la cocina, porque es fácil de manejar y se adherirá menos a tus manos. La refrigeradora es increíble, debe ser el mundo donde las soluciones se encuentran pero aún no las hemos descubierto; como cuando antes de rallar el queso lo dejás en el congelador por 30 minutos, este ya no se va a pegar al rallador evitando los desperdicios y a la hora de lavar este utensilio será más sencillo.

 

Sabemos que sos un experto de la cocina y que con cada receta querés cambiar el sabor al mundo,
por eso nosotros queremos darte la ayuda que necesitás para sumar y ser un experto de la cocina.