¿Querés ser un fan del cheesecake? Primero tenés  que probarlo en todos los lugares que vas, esa es una aventura que no te vas a querer perder, todos varían en textura, cremosidad y sabor; pero si querés preparar uno, es aún más delicado ¿te imaginás tener el mejor relleno pero no la base? ¡Tu cheesecake debe ser épico!

shutterstock_643484479.jpg

Queremos ayudarte con la base perfecta, y al seguir estos pasos lo vas a lograr:

  1.   Al tiempo: la harina y la mantequilla deben estar a temperatura ambiente, te estarás preguntando por qué, ¡shhhhhh! es un secreto. Si mezclás cada uno de estos ingredientes le darás un mejor sabor y la base quedará perfecta.
  2. ¡Justo lo necesario!: el agua debe ser exactamente lo que la receta pide, si te excedés vas a terminar haciendo una base dura.
  3. ¡Ver y no tocar!: la masa es de cuidado, el calor corporal de tus manos pueden hacer que la pasta cambie su textura.
  4. ¿Cuánta paciencia tenés?: la mediremos con este tip, porque si hacés cualquier cosa por crear una base deliciosa, vas a tener que dejarla reposar durante 30 minutos o más. Esto provocará que a la hora de hornearla se moldee mejor.
  5. Adiós al pánico: si la masa se agrieta, ¡todo va a salir bien! hay varios trucos disponibles, decoraciones al cheesecake, entre otras cosas.
shutterstock_604170815.jpg

¿Estás listo para aplicar estos pasos por primera vez? Aquí te dejamos una prueba:

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas
  • 1/2 barra de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar crudo Zukra
  • 1 cucharada de canela (opcional)

Preparación: 

  1.  Precalentá el horno a 175°C. Usá la licuadora o procesador, molé las galletas hasta que queden completamente trituradas.
  2.  Derretí la mantequilla en un bowl.
  3. Mezclá los dos ingredientes hasta obtener una masa húmeda. Agregá azúcar crudo Zukra y la canela (opcional).
  4.  Engrasá la base del molde. Colocá la base sobre un molde con fondo removible y apretá para que quede uniforme. Horneá la masa hasta que quede dorada y después dejala enfriar.
shutterstock_472464949.jpg

¿Cómo te fue preparando tu base para cheesecake perfecta?
Para más trucos como estos suscribite a nuestro blog y seguí aprendiendo.