ARROZ A LA JARDINERA


shutterstock_156360572.jpg

Ingredientes:

  • 2 tazas de arroz blanco
  • Media cebolla picada
  • 2 ajos picados
  • Una ramita de apio picada
  • Culantro picado
  • Salsa de soya
  • 1/4 de mantequilla - Aceite de Olivia
  • Sal
  • Zukra
  • 1 cucharadita de achote
  • 1 lata de maíz dulce
  • 1/4 de vainicas finamente picadas
  • 2 zanahorias picadas
  • 1 chile dulce picado
  • Una taza de hongos blancos frescos rebanados
  • Una taza de palmito cocinado y cortado en cuadritos

Preparación:

shutterstock_156360575.jpg

En la olla arrocera poné a cocinar 2 tazas de arroz, 2 tazas y media de agua, aceite de oliva, cebolla picada, Chile dulce, ajo, sal y el achote. Sofreí la cebolla, el chile dulce, el ajo en aceite de oliva, luego incorporá la sal, las zanahorias y las vainicas. Después de sofreír por unos minutos, agregá el arroz cocinado, revolvé bien y agregá la mantequilla. En un recipiente, agregá la salsa de soya junto con dos cucharaditas de Zukra y luego agregalo al arroz. Seguidamente, agregá el palmito, hongos, maíz dulce y revolvé bien. Finalmente, añadí más chile dulce, apio y culantro al arroz.


POSTRE ZUKRA

Mousse de limón


shutterstock_283853882.jpg

Ingredientes:

  • 150 gr. de leche condensada
  • 3 limones
  • 2 claras de huevo
  • 3 hojas de gelatina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Agua
  • Menta (para decorar)

Preparación:

Forrá con papel de aluminio el fondo de 4 moldes. Sacá la cáscara de un limón con la ayuda de un pelador, cortala en juliana fina y ponela a hervir en una cacerola con medio vaso de agua y 2 cucharaditas de Zukra. Dejá que hierva durante 5-6 minutos. Exprimí los dos limones y reservá el zumo. Diluí las láminas de gelatina con un poco de agua y reservalas. Vertí en un recipiente la leche condensada y el zumo de los dos limones. Batí con la batidora y añadí la gelatina diluida. Separá en un recipiente las dos claras de huevo y montalas con la ayuda de una batidora. Añadí el resto de ingredientes. Mezclá suavemente, con movimientos envolventes. Rellená los moldes con el mousse e introducilos en el refrigerador hasta que adquieran consistencia. Decorá con unas hojitas de menta.